Formas de pago

Puedes crear todas las formas de pago que necesites desde el menú contabilidad > Formas de pago. También puedes dar de alta las cuentas bancarias de la empresa desde la pestaña Cuentas bancarias.

Para qué sirven las formas de pago

La forma de pago de una factura es lo que define el número de recibos que se van a crear y los vencimientos. Si además se vincula con una cuenta bancaria, se mostrará el IBAN de esa cuenta bancaria en las facturas. Y si se marca la forma de pago como domiciliada, se mostrará la cuenta bancaria del cliente y los recibos se cobrarán ahí cuando hagas la remesa.

Fraccionar los pagos en 50-50 o 30-60-90

Si quieres que los pagos de algunas facturas se fraccionen en 50% en la fecha de inicio y el otro 50% pasado un mes, puedes crear una forma de pago que se llame 50-50, guardas y a continuación añades 2 plazos para esa forma de pago. Las facturas en las que selecciones esa forma de pago se crearán con 2 recibos, en lugar de uno.

Igualmente, si deseas crear la típica forma de pago 30-60-90, es decir, un 33% a los 30 días, un 33% a los 60 y el otro 34% a los 90 días, simplemente crea la forma de pago 30-60-90, guarda y a continuación crea los 3 plazos para la forma de pago.

Cuentas bancarias

Puedes añadir las cuentas bancarias de la empresa desde el menú contabilidad > Formas de pago, pestaña Cuentas bancarias. De esta forma podrás vincularlas con formas de pago, es decir, primero guardas la cuenta bancaria y después vas a la forma de pago y seleccionas la cuenta bancaria. De esta forma consigues 2 objetivos:

  • La cuenta bancaria se mostrará en las facturas con esa forma de pago.
  • Si además has vinculado la cuenta bancaria con una subcuenta, los asientos de pago con esa forma de pago usarán esa subcuenta y podrás ver todos los movimientos ahí.